Te veo, pero estas lejos
Te escucho, y no me hablas
Te siento, pero no te encuentro
Te vivo, y estas muy lejos,
Te busco y no te encuentro
Pero si por un momento te acercas e mi,
Me muero aun viviendo
Y sueño estando despierto…
Mi corazón se alumbra con tu bellaza
Tus ojos son faros en mis tinieblas
Tu voz, melodía en el silencio,
Pero para mí
Eres tú, tranquilidad y alegría

Eres… mi vida.

Sebastian López Mejía